www.stone-ideas.com

Mercados: Nuevas oportunidades para la industria de la piedra en el mercado inmobiliario estadounidense

Hasta la fecha, el potencia del la piedra natural respecto a las energías respetuosas con el medio ambiente ha sido poco explotado por el márketing de la industria. (Julio 2009) Mientras en todo el mundo se habla de la caída de la industria inmobiliaria estadounidense, la Universidad de Harvard ya vislumbra una nueva vida en el sector.

En un estudio titulado „The Remodelling Market in Transition 2009“, el Joint Center for Housing Studies (JCHS) analiza la demanda de modernización de edificios y viviendas en un futuro próximo y observa, entre otras cosas, un interés creciente por parte de los consumidores respecto a materiales „verdes“ y construcciones „verdes“.

BusinessStone.com ha interpretado los resultados de esta investigación teniendo en cuenta la relevancia que puedan tener para la industria de la piedra, y ha llegado a la conclusión de que existen oportunidades en cuanto al ahorro de energia y en cuanto a los inmigrantes como mercado objetivo.

El enunciado central del análisis del JCHS es que la industria inmobiliaria americana no volverá a ser la misma tras la crisis. En relación con la piedra natural, esto significa que ya no se mantendrá el boom de la demanda de encimeras o reformas para el baño que existía desde 1995. La razón es que los futuros propietarios habitarán durante más tiempo sus viviendas.

Echemos la vista atrás: tener una vivienda en propiedad se había convertido para muchos estadounidenses en una especie de juego para ganar dinero: la gente especulaba sobre los precios al alza del mercado y se quedaban en la viviendo sólo durante el tiempo necesario para poder venderla con beneficios y trasladarse a la próxima vivienda.

De esta situación sacaron provecho los fabricantes de cocinas y baños: los propietarios hacían instalar piedra natural porque sabían que, con la próxima venta, recuperarían con creces el dinero invertido

En el futuro, según el estudio de JCHS, aparece un nuevo tipo de propietario, para el cual habitar la vivienda es un plan a largo plazo; ya no es especulación. Por esta razón, prefiere invertir en mejorar las instalaciones antes que en embellecer la vivienda para elevar su valor en el mercado.

„Sustainable housing“ („vivienda sostenible“) es la palabra clave actual de los propietarios, según el estudio, que prevee un posición central de las inversiones en medidas para el ahorro de energia; hay que tener en cuenta que también en los Estados Unidos ha subido el precio del petróleo y de la electricidad. Y no sólo eso: „Los consumidores muestran un interés creciente por los aspectos de calidad y durabilidad“, se dice en el informe.

Y en eso queremos fijarnos aquí, desde el punto de vista de la piedra natural. Que la piedra en sí es un producto „verde“, es decir, respetuoso con el medio ambiente y, por ello, está de moda, es algo que la industria sabe desde hace tiempo. Pero menos se han tratado los puntos fuertes del material desde el punto de vista energético.

Un ejemplo: la piedra posee una gran capacidad de almacenamiento del calor, por lo que se podría usar como material para la reserva del calor en sistemas de calefacción por suelo radiante. Para jugar un papel realmente importante en la protección del medio ambiente sería necesario plantearse la cooperación con proveedores de energía termosolar.

Hace poco, el arquitecto Normal Foster, durante la renovación del Torre Hearst de Nueva York, tuvo en cuenta los valores energéticos de la piedra. El suelo del atrio está cubierto con losas de piedra caliza, que ayudan a mantener una temperatura constante.

También los hornos de esteatita aprovechan la capacidad de la piedra para almacenar calor. Las chimeneas también están de moda desde hace algún tiempo, ya que el lugar frente al fuego resulta muy acogedor. No obstante, aquí la piedra es un elemento puramente decorativo.

Muy prometedores, desde el punto de vista económico, resultan los radiadores de piedra, que se funcionan con electricidad y proporcionan calor mediante rayos infrarrojos. La ventaja es que no producen la habitual corriente de aire y, por lo tanto, son aptos para alérgicos. En comparación con los radiadores convencionales, son, además, muy decorativos. Desde el punto de vista ecológico, no obstante, estas técnicas no tienen mucho sentido, ya que suponen un despilfarro de la valiosa energia eléctrica.

Volvamos al estudio. En él se observa también una demanda creciente de viviendas de propiedad por parte de las familias inmigrantes.

Los proveedores de Jerusalem Stone muestran cómo podría la industria de la piedra ganarse a estos clientes: difundiendo el uso de su piedra caliza entre las comunidades judías de todo el mundo como expresión de identidad e historia.

Pero: ¿dispone realmente la clase media americana del dinero necesario para invertir en algo? El estudio se abstiene de emitir un juicio al respecto, pero hace referencia a otro hecho: esos edificios, cuyos propietarios han sido desalojados porque no podía hacer frente a la hipoteca, volverán a ser puestos en venta por los bancos, previa renovación. Y esto no sucede sólo porque los bancos vean aquí una oportunidad para conseguir beneficios, sino porque las casas abandonadas suelen convertirse rápidamente en víctimas de vandalismo.

BusinessStone.com se pregunta: ¿es posible que de aquí surja otra vez una demanda de productos de embellecimiento como encimeras y alicatados de piedra natural?

Como conclusión, el estudio constata que la demanda de modernización es, en cualquier caso, un elemento „sólido“ del mercado de la construcción. „El mercado inmobiliario estadounidense consta de unos 130 millones de bienes inmuebles con una creciente demanda de conservación, renovación de componentes y adaptación a los gustos cambiantes de los consumidores. Teniendo en cuenta que cada año se añaden entre 1 y 2 millones de casas a ese inventario, el crecimiento de la actividad en el mercado de la renovación está asegurado.“

Es posible descargar (pdf) un resumen del informe en 6 páginas de forma gratuita.

2008: En Estados Unidos, importación de piedra por un valor de 2,3 millardos de dolares

Si bien la crisis inmobiliaria ha provocado una caída del consumo de piedra natural en los Estados Unidos, éste se mantiene en unos niveles altos. Sobre esto informa la revista Stone World (mayo 2009), que ofrece una interpretación de las estadísticas oficiales.

Durante el año 2008, las importaciones ascendieron a 2,262 millardos de dólares. Si bien esto representa un descenso del 18,06 % respecto al año anterior, hay que tener en cuenta que las importaciones de 2007 representaron un récord (2,761 millardos).

Por esta razón, en su editorial la revista se pronuncia en contra del tono catastrofista generalizado: „Sabemos que las cifras de los primeros meses de 2009 van a ser muy malas. Pero nuestra industria no está completamente hundida.“