www.stone-ideas.com

Mercados: La gran oportunidad que ofrece el diseño industrial

El diseñador Raffaello Galiotto mostró en Marmomacc paredes de piezas prefabricadas que ha desarrollado para Lithos Design.(Noviembre 2009) El Dr. Carlo Montani ha dado en el clavo. El gran maestro de las estadísticas, que presentó una vez más en Marmomacc su anuario con las cifras de la industria mundial de la piedra, ha tratado, en un artículo publicado en la revista Universal Stone (2/2009), la cuestion de la búsqueda de nuevos mercados para la piedra natural. Según él, mercados realmente nuevos se pueden abrir mediante nuevos productos con los que poder tratar de forma nueva algunos mercados tradicionales.

Montani, que es un hombre de números y no de especulaciones, no ofrece más detalles sobre a qué se refiere con „nuevos productos“. Nosotros queremos intentar ofrecer aquí más detalles y, de paso, lanzar una mirada al desarrolo de la población mundial.

Si, hasta ahora, se dice que hay en el planeta Tierra unos 2 millardos de personas que viven de forma acomodada, éste número podría verse incrementado hasta 4,4 millardos en el año 2035, según estimaciones de la OECD. Naturalemte, también habrá en el siglo XXI millones de personas que padezcan pobreza y hambruna, pero también será más alto que nunca el número de personas que puedan permitirse vivir al más alto nivel. Hasta ahora, este status estaba limitado a ciudadanos de países industrializados en Europa y Estados Unidos.

Estos ciudadanos con un alto nivel de vida buscarán, entre otras cosas, equipamientos de alto nivel para sus edificios, viviendas y jardines – y aquí se encuentra la gran oportunidad para la industria de la piedra, ya que este material responde a los deseos de estos clientes, que prefieren materiales respetuosos con el medio ambiente.

Pero, para esto, la industria de la piedra tiene que contar con el diseño industrial, que se distingue no sólo por la calidad de sus formas y su funcionalidad, sino también por la producción en masa.

Para expresarlo de forma más ilustrativa: las nuevas oportunidades para la indutria de la piedra no se encuentran en la bañera de piedra maciza. Los bienes de lujo de este tipo y otros serán cada vez más secundarios para el sector: por sí mismos, no mantienen abierta una cantera ni amortizan el desarrollo y la adquisición de la maquinaria requerida para producirlos. Son piezas únicas, aunque también produzcan beneficios.

La moda del diseño industrial ya ha alcanzado al sector de la piedra; esto ha sido más evidente que nunca en la edición de este año de Marmomacc. En vez de las habituales extravagantes y egocéntricas creaciones de diseño de los años pasados, la convocatoria „Marmomacc Meets Design“ ha mostrado este año diseños mucho más terrenales, que uno se puede imaginar fácilmente en viviendas de clase media.

La empresa Marsotto participó en la convocatoria y presentó sus „Edizioni“, con productos absolutamente convencionales de calidad superior para la vida cotidiana. Con esta nueva marca, la empresa logra crear al mismo tiempo una nueva tendencia, podríamos decir, de líneas de productos con nombres de resonancia. Algo que, por ejemplo, la industria de la cerámica practica desde hace tiempo.

El diseñador Raffaello Galiotto mostró en Marmomacc paredes de piezas prefabricadas que ha desarrollado para Lithos Design. La aplicación en interiores y exteriores es prácticamente ilimitada, ya que las piezas son ligeras y se pueden trasladar.

Pero para progresar realmente en la relación entre el diseño industrial y la piedra natural hay que reforzar dos aspectos: en primer lugar, se necesita más teoría, y, en segundo lugar, el sector tiene que dirigirse más a las mujeres. Sí, han leído bien: dirigirse a las mujeres.

Primero: con „teoría“ nos referimos a que las universidades tiene que desarrollar directrices respecto al diseño aplicado a la piedra. Hasta ahora, los creadores se han limitado a menudo a sustituir materiales habituales por piedra. La bañera de piedra maciza es un ejemplo de este diseño de bajo nivel: el material no tiene ahí ninguna función especial; sólo ha sido elegido porque se puede vender a precios más altos que la bañera de metal o de esmalte.

Con este tipo de conceptos se pueden cubrir de forma exitosa ciertos nichos de mercado. Pero una producción masiva requiere algo más por parte de los creadores.

¿Y a qué tiene que prestar atención un diseño pensado para piedra? Claro: a la textura del material, por ejemplo. Al igual que ocurre con la madera. Nuestras fotos muestran varios ejemplos. Pero podemos ir más allá: en mosaicos, hace tiempo que es habitual conseguir diversos efectos mediante el uso de los colores y las estructuras. También el característico gran peso de las piedras podría ser utilizado por los diseñadores.

La piedra es un material ecológico, y esto también debería reflejarse en el diseño. Patricia Urquiola se inspiró en microorganismos de la naturaleza para su obra en „Marmomacc Meets Design“. Este tipo de ideas ya han estado de moda antes, por ejemplo hace casi 100 año, tras la publicación de la famoso libro de Ernst Häckel, „Kunstformen der Natur“ („Obras de arte de la naturaleza“).

También son siempre interesantes para los creadores las marcas que dejan los trabajos de elaboración de la piedra. En los bancos de piedra realizados a partir de bloques macizos se suelen dejar las superficies sin tratar y con restos aún de las perforaciones realizadas en la cantera. También ha recibido elogios la idea de algunos arquitectos que dejan visibles en la fachada las ondulaciones producidas en la piedra por el serraje en el taller.

Sobre el segundo aspecto a reforzar: si la piedra natural quiere abrirse paso en el mundo de la arquitectura de interiores, el grupo objetivo son las mujeres, ya que ellas se ocupan en todo el mundo de la decoración interior de las viviendas. Una cifra más de la OECD: el 73 % de las inversiones realizadas por los hogares americanos son llevadas a cabo por mujeres. En Europa, las cifras son parecidas. Y entre los arquitectos de interiores el número de mujeres es también muy superior al de los hombres.

El caso de Antolini do Brasil muestra hasta qué punto la industria de la piedra, en comparación con otros sectores, se ha quedado atrás en este aspecto. La filial brasileña del líder de mercado italiano no sólo hizo desfilar a la habitual azafata con vestido de lentejuelas, sino que decoró el interior de su stand de tal manera que recordaba a un burdel.

Dirigirse a arquitectos interioristas y diseñadores y simplemente mostrarles el material no es suficiente. Lo que hay que presentar y escenificar es lo que se puede hacer con este material.

Imagínese, por un momento, que la industria del acero se presentase en las ferias sólo con láminas pulidas…

Ambiente de burdel creado por Antolini do Brasil en su stand. Feria de Vitória 2009.