www.stone-ideas.com

Mercados: Cohesión mediante una barra de piedra y el propio peso

(Mayo 2010) „The Wall es el nombre, claro“, dice Cem Uras y ríe. Le habíamos preguntado por el nombre que iba a dar a su sistema de muros de piedra ensamblados y, tras una breve pausa, contestó con el título de la famosa canción de Pink Floyd. El sistema de ensamblaje está patentado y es sorprendentemente sencillo. Uras explica la amplia gama de aplicaciones del producto y hace referencia a su origen turco y su residencia en la costa oeste americana: „Con The Wall se pueden construir edificios a prueba de terremotos.“

El sistema se basa en dos muros de piedra colocados uno sobre otro y unidos por una fina barra de piedra. El muro inferior tiene una ranura en la parte superior donde se introduce la tira de piedra. Sobre esta se coloca el muro superior, que tiene una ranura en la parte inferior.

Si se da forma de cuadrado a la construcción, por ejemplo para rodear una barbacoa en el jardín, el sistema se mantiene sin requerir ningún tipo de refuerzo. Esto se debe a que las fuerzas que actúan desde el exterior son conducidas al interior de la construcción y utilizadas allí. Este tipo de montaje puede deshacerse y volverse a montar con otra forma.

Para mantener estables los muros de jardín basta con el propio peso de la piedra natural. „Si se quiere conseguir que los muros permanezcan estables frente a cualquier tipo de fuerza, se pueden unir las piezas con pegamento industrial“, explica Uras. La ventaja frente a los usuales muros de hormigón es que la construcción se puede llevar a cabo de forma más rápida y puede ser realizada por los propios usuarios.

Según el uso que se la vaya a dar, se pueden combinar distintos tamaños de piedra. La medida estándar es 30,5 cm x 15,2 x 10,2 cm y lleva la ranura arriba y abajo. También hay piezas de acabado, esquinas, cubiertas, etc… Como base, se utiliza una placa de doble anchura. La barra que se encaja en la ranura también es de piedra.

A.N.S. Mermer

Fotos: ANS Mermer