www.stone-ideas.com

Diseño: Algo bonito para el exterior (1)

(Agosto 2010) El arquitecto y diseñador Gillaume Barde (Mail) ha creado unos originales asientos para la Place Pasteur, en la ciudad francesa de Besançon. No sólo tienen, por su forma, más de escultura que de asiento, sino que la producción supuso el esfuerzo que normalmente requieren las obras de arte. Para el banco de gran formato se estuvo trabajando dos días seguidos con una sierra CNC, con un bloque de 2,40 x 1,20 x 0,60 m como material de partida, según informa la revista francesa Pierre Actual en su edición 5/2009 (se puede encargar en por 12 €).

El trabajo fue realizado por la empresa 3D Pierre. El pulido final de las superficies se realizó a mano. El material utilizado fue piedra caliza Pierre Bleue belga.

En el marco del proyecto „Pezzi al Forte“ („Piezas fuertes“), apoyado entre otros por la provincia de Savona y la Asociación de Diseñadores Industriales (ADI), han surgido algunas ideas muy originales.

La idea de la que surge el banco „Vague“ („Vago“) es seductoramente sencilla: pequeños elementos encadenados entre sí dan lugar a un asiento y un respaldo. Lo que lo hace especial es que el banco se puede hacer tan amplio como sea necesario y que se adapta a las irregularidades del terreno.

La idea sugió de los diseñadores italianos de Pierandrei Associati y ha sido realizada con elementos de granito Luz de Compostela.

El banco fue fabricado por la empresa italiana Stonehenge.

También en el marco del proyecto „Pezzi al Forte“ surge „Wafer“ („Waffle“), una creación de las diseñadoras Silvia Dagna y Serena Galassi (Mail). Aquí, el material es el tema central y el nombre es programático: el banco se compone de 5 placas de mármol unidas, cada una de 2 cm de grosor. Se ha utilizado piedra en colores llamativos.

Se consigue un efecto especial por el hecho de que los paneles laterales se pueden unir de diversas formas a la base. „Wafer“ se puede adquirir con o sin respaldo, y está disponible en diversos colores y materiales. No obstante, está indicado más bien para jardines y terrazas privados y no tanto para el mundo salvaje de las ciudades.

El banco fue contruido por la empresa italiana Bundles.

Otro diseño pensado para el uso particular es „Grass Bench“ („Banco de hierba“), creado por el joven diseñador francés Philippe Nigro a imagen y semenjanza de la naturaleza: en realidad, se trata de una especie de macetero alto, en cuyos bordes se ha colocado un zona de asiento. Dependiendo de lo que se plante, uno se puede sentar cómodamente al lado de su mini-pradera privada, su arbusto de fresas o su plantación de marihuana.

Nuestra imágen muestra „Grass Bench“ con las medidas 400x70x40 cm. Es posible encargarlo en otros tamaños y presentaciones de distintas piedras calizas.

El banco está fabricado por la empresa italiana Piba Marmi, que también fabrica el asiento „Nagoya“, diseñado por Hikaru Mori. Esta especie de cubo, fabricado a partir de un bloque de piedra, tiene un tamaño de 40×40 cm. La superficie está trabajada en forma de asiento. La pieza pesa unos 42 kilos.

Los bancos „Encuentros“, del equipo de diseñadores de Estudio Cabeza, en Buenos Aires, tienen un aire como de seta. Concebidos en forma de módulo, se pueden unir para formar grandes conjuntos. El material utilizado es granito argentino Rojo Sierra Chica y Santa Fee Brown. La pieza que forma el asiento se diseña aparte.

Los bancos son fabricados y comercializados por las empresas argentinas De Stefano y Ragomar.

En la web de Estudio Cabeza se encuentran también bancos fabricados en pórfido argentino.

Discreto y elegante es el „Bank Dessau“ („Banco Dessau“), de la empresa alemana Tracom diseñado por el despacho Max Wehberg de Hamburgo. Este mueble urbano, que toma su nombre de una ciudad alemana, tiene 3 metros de largo, un asiento de madera y, si se desea, también un respaldo, y se fabrica normalmente en piedra caliza o arenisca de Seeberg. Además, está disponible en tamaños especiales y en otros tipos de piedra.

Büro Max Wehberg

Traco

Otra idea: En la ciudad de Figueres, el diseñador Sebastian Campion colocó asientos en forma de cursor de computador. El objetivo era iniciar la comunicación.