www.stone-ideas.com

Mercados: Piedra de la Amazonia

(Marzo 2011) Parece estar pensado como una invitación a los inversores. Se trata del „Atlas de Rochas Ornamentais da Amazônia Brasileira“, („Atlas de la piedra natural en la región brasileña del Amazonas“), que se ha presentado en la feria de Vitória en febrero. En él se presenta el potencial geológico de esta región del norte de Brasil, de unos 5,2 millones de km² y que contiene ocho estados federales. En el atlas se encuentran 88 tipos de piedra, sobre todo granito, pegmatita y cuarcitas – 65 de ellos nuevos minerales (!). La gama alcanza desde las variantes clásicas hasta granitos exóticos o los llamados super exóticos, de gran colorido y estructuras salvajes.

Pero el Atlas no sólo ofrece un repertorio de bienes geológicos, sino también una estimación del valor de mercado de estos tipos de piedra: así, el lector encuentra indicaciones sobre posibles usos en la arquitectura y el diseño, no sólo análisis de materiales y descripciones de la situación de los depósitos.

Además, los autores analizan los caminos que podría seguir la piedra de la Amazonia para introducirse en los mercados. El gran territorio que incluye los estados de Amapá, Amazonas, Mato Grosso, Pará, Rondônia, Roraima, Tocantins y parte de Maranhão – 61% de la superficie total de Brasil (!) – se encuentra en su mayor parte sin explotar. Por otro lado, su cercanía al hemisferio norte es de gran ventaja: desde la costa atlántica en Surinam o la Guayana francesa se llega rápidamente a Europa o a la costa este de los Estados Unidos. En el Caribe, casi a la vuelta de la esquina, la industria brasileña de la piedra ya tiene importantes clientes.

Por no mencionar las expectativas que ofrecen los recientes acuerdos alcanzados con Perú, Ecuador o Chile, y que hacen referencia al transporte desde sus costas del Pacífico hasta Asia o la costa oeste de Estados Unidos, y que supondrían un ahorro de „unos 30 $ por tonelada“, según indica el comunicado de prensa sobre el Atlas.

Tal y como resaltan los autores del Atlas, se trata de planificar el desarrollo sostenible de la región, protegiendo el medio ambiente. Esto se encuentra también en el origen del Atlas: puesto que ya se han iniciado proyectos de construcción en el centro de esta región, el Serviço Geológico do Brasil (CPRM) buscaba fuentes para conseguir los materiales necesarios. Y así dieron con las reservas de piedra natural. Se encargó el proyecto a la oficina de asesoramiento Kistemann y Chidi, conocida por llevar a cabo sus tareas de forma muy práctica, y se les pidieron análisis detallados. Las investigaciones fueron costeadas por el programa gubernamental PAC.

La sostenibilidad es una de las directrices que guían el proyecto del Atlas. Por eso se procura también que la mayor parte de la elaboración de la piedra se realice en talleres locales. Las áreas en cuestión no son selva tropical.

„Atlas de Rochas Ornamentais da Amazônia Brasileira“ (portugués), Ivan S.C. Mello, Cid Chiodi Filho, Denize Kistemann Chiodi, ISBN 978-85-7499-123-8, Mail.

Recuperación de las exportaciones durante el año pasado

Las exportaciones brasileñas de piedra natural mostraron una elevado crecimiento durante el año 2010: un 32,47% en valor y cerca del 33,90% en tonelaje. Es decir, 959,19 millones de $ y 2,2396 millones de toneladas, según informa la asociación federal Abirochas en su edición 1/2011 de „Informe“ (portugués).

Así, las exportaciones han vuelto al nivel de 2008, aunque con significativos traspasos: se produce un descenso en la partida de productos elaborados (en tonelaje), desde el 51,60% alcanzado entonces al 45,56% actual.

En lo que respecta a los mercados: China juega un papel cada vez más importate como consumidor de bloques; Estados Unidos, por contra, uno cada vez menos relevante como consumidor de placas de piedra.

A la vez, China es también un competidor cada vez más importate para Brasil. Tanto en los mercados externos, sobre todo en USA, como en el mercado interno.

Resulta positivo para el sector el desarrollo del consumo interno, que ha aumentado desde los 51,07 millones de m² en 2007 a los 66,11 millones de m² actuales. Calculado por cabeza, se puede expresar como 0,35 m² (con un grosor de 2 cm) frente a los 0,27 m² del año 2007.

Un apunte más: parte de este desarrollo positivo lo podrían utilizar productores de todo el mundo en beneficio propio, ya que el valor de las importaciones de piedra aumentó en un 42,47%, hasta alcanzar los 51,44 millones de dolares. La fortaleza de la moneda local, el real, facilita la labor a los importadores.

BusinessStone.com ya ofreció un análisis del mercado brasileño para los proveedores extranjeros en su edición de enero de 2011 que se puede descargar previo pago.