www.stone-ideas.com

Arquitectura: Un estadio en una antigua cantera

(Mayo 2011) Los aficionados al fútbol de la ciudad de Braga, al norte de Portugal, llaman a su estadio cariñosamente „La Pedrera“ („A pedreira“) y, cuando su equipo juega en casa, lo celebran por todo lo alto, y se les oye desde lejos. Porque este estadio de fútbol tiene una particularidad: la parte que da a la ciudad está abierta, en dos lados opuestos se sitúan las gradas, y la cuarta pared es un muro de la antigua cantera.

Eduardo Souto de Moura, abreviado como Souto Moura, ha recibido este año el premio Pritzker por este estadio y por otras obras. Este premio es conocido como el „Nobel“ de la arquitectura y está dotado con 100.000 USD.

En libros y textos se presentan los siguientes aspectos de Eduardo Souto de Moura: los muros son el elemento central de sus construcciones y por ello aparecen grandes bloques de piedra natural en todas sus obras. Estos rasgos resultan evidentes al observar la Casa das Artes diseñada por él en su ciudad natal, Porto. Y también en la Pousada Santa Maria do Bouro en Amares, que era anteriormente un monasterio casi en ruinas en el Camino de Santiago y que Souto Moura convirtió en un moderno hotel, con gran respeto a la esencia histórica del edificio.

Pero los muros y la piedra no son su único credo. En las estaciones de metro de Porto no hay rastro de lo uno ni de lo otro; ni en el Museo Paula Rego, en Cascais, ni en la entrada al pabellón portugués de la Expo de 1998, en Lisboa, sobre el que construyó un techo de cemento armado que parece flotar sobre el edificio.

Otro aspecto digno de mención sobre el estadio de Braga es que el techo está dividido en dos partes. Como explica el arquitecto, se inspiró para ello en los cables sobre profundos valles que se pueden ver en Perú. Los lugareños los utilizan como caminos, colgándose de ellas con peanas y deslizándose así de un lado a otro de los precipicios.

Sporting Clube de Braga (portugués)