www.stone-ideas.com

Arquitectura: Dragones en el tejado de pizarra

(Septiembre 2011) El propietario de esta casa ha hecho realidad uno de sus grandes sueños: el edificio, que parece sacado de un cuento de hadas, se ha construido reutilizando numerosos materiales antiguos, cada uno de los cuales podría contar su propia historia.

Esta casa ha sido construida para la familia de un médico y psicoterapeuta alemán. La piedra natural juega un papel importante en el aspecto romántico de la construcción: desde la escalera de entrada hasta el tejado de pizarra, pasando por los alféizares de las ventanas, de piedra arenisca, y el suelo del interior. El arquitecto es Walter Andre.

Empecemos con el tejado, que supuso un desafío particular para los artesanos debido a sus numerosas curvas. Aquí se aplicó la cobertura en rama, es decir, el material llega a la obra en grandes bloques y ahí cada pieza recibe la forma deseada. Esto supone una mano de obra muy elaborada.

El tejado tiene una superficie de 270 m², y se utilizaron 17 toneladas de pizarra, proporcionada por la empresa Rathscheck. Los artesanos de la empresa Grünewald colocaron el material en su lugar.

Hay que destacar el toque especial de las canaletas del tejado, en forma de dragones, en una versión más amable de estos seres fantásticos que normalmente se encargaban de escupir fuego o devorar jovencitas en las antiguas leyendas europeas. También es digna de admiración la figura del lagarto en el suelo, creada por el artista Przemyslaw Perschke.

En el comunicado de prensa se informa de que muchas de las piezas decorativas fueron compradas por el propietario en subastas por internet: „La imponente escalera de entrada, por ejemplo, proviene de Dresden. Las jambas de piedra arenisca, de Bélgica, Francia y Polonia. Las baldosas del interior llegaron, en parte, desde castillos franceses“. Para algunas de las compras, también visitó en persona a los proveedores.

Architekturbüro Walter Andre (alemán)

Rathscheck Schiefer (alemán)

Grünewald Dachtechnik (alemán)