www.stone-ideas.com

Arte: Los claroscuros del alma en forma de ojo en la pizarra

(Abril 2012) Si bien la pizarra es un material poco habitual para un artista, Pancho Castelo no tenía que desplazarse muy lejos para encontrarlo. En los alrededores de su ciudad natal, La Coruña, se encuentra uno de los centros de la industria de esta piedra. La pizarra se encuentra por todas partes en las casas, sobre todo en su variante negra en los tejados, y con otros colores en las fachadas.

No obstante, le llevó cerca de 20 años de desarrollo artístico hasta llegar a su estilo actual, con muy diversos relieves, donde unos ojos claros que sobresalen en la oscura superficie de la pizarra gallega observan al espectador. „Persiana“, es un ejemplo de este estilo.

También en „Puzzle“ surge una mirada siniestra o, como mínimo, escéptica. El blanco del ojo es de mármol; la pupila, de azabache, un tipo especial de madera petrificada.

En sus obras, le gusta mostrar „la naturaleza interior humana con sus claroscuros que se reflejan principalmente a través de los ojos que son el espejo del alma“, explica Castelo.

Y en obras como „Abridor“ o „Cuarto Milenio“, representa el horror puro que la tecnología puede provocar en las personas. Para ello, utiliza también trozos de metal en sus creaciones.

Pero también hay obras que muestran un gran ingenio: en „Pez Fósil Futuro I“, ha introducido una pequeña placa de ordenador en la figura clásica de un pez fosilizado. En „Pez Lupa I“, se muestra una disposición similar bajo el microscopio de la ciencia. Y en „Fósil Futuro Serpiente“, el animal lleva un controlador informático en el cerebro.

Castelo comenzó su carrera artística con su padre, que era médico y coleccionaba trozos de pizarra de obras de construcción para pintar sobre ellas en su tiempo libre. Ya de niño, Pancho Castelo rayaba las placas de la piedra, y con 12 años empezó a dar forma a esa superficie. Sus primeros pasos fueron copias de obras famosas de la pintura española, como, por ejemplo, el Guernica de Picasso. Una de sus obras más recientes es „Hipercubismo Cibernético“, en el estilo cubista de Picaso.

La siguiente etapa le llevó a un taller de joyería. Allí aprendió, si bien con piedras preciosas, cómo trabajar la superficie de los materiales. Este know how lo aplicó más tarde a la pizarra, y lo ha desarrollado hasta alcanzar una gran diversidad de técnicas de pulido, lijado y rayado. Según escribe, ha necesitado mucha „investigación y perseverancia“. Pero una cosa estaba clara para él desde el principio: quería „sacar“ sus formas del material, y no crear sus obras mediante la unión de piezas individuales.

El contacto con la industria de la piedra también ha sido un factor importante en la carrera artística de Castelo. En sus inicios, la Federación Española de la Pizarra le realizó un encargo y, más tarde, la Asociación Gallega de Pizarristas le tomó bajo su protección. Recientemente, Castelo ha finalizado una serie de murales sobre la extracción de la pizarra.

Sus herramientas de trabajo son las usuales en escultura, es decir, martillo y cincel, así como taladro y amoladora.

Pancho Castelo

Asociación Gallega de Pizarristas (AGP)