www.stone-ideas.com

En los Estados Unidos se han establecido estándares para la producción ecológica de la piedra natural

Desde mediados de 2014, se aplican en los Estados Unidos una serie de estándares para la producción ecológica de piedra natural. El nombre oficial es „ANSI/NSC 373“. Tras estas letras se esconden algunas de las instituciones participantes. Los estándares han sido presentados en público en junio en el congreso del American Institute of Architects, en Chicago.

Y con ello también queda claro a quien se dirigen estas directivas, es decir, a los consumidores en este caso: arquitectos y constructores.

En los estándares, se trata de la extracción y elaboración de la piedra natural, así como de los procesos intermedios, como el transporte y el almacenamiento, y cómo se pueden llevar a cabo con la menor cantidad de carga para el medio ambiente y para las personas que trabajan en ellos.

Estas directrices son algo difíciles de entender ya que no establecen ningún guión fijo, como cuánta electricidad o cuanta agua se puede consumir durante el corte de un bloque. Este tipo de límites tampoco serían posibles, ya que las circunstancias son distintas de una cantera a otra o de una fábrica a otra, y no se pueden medir con el mismo baremo.

Más que eso, los estándares pretenden poner en movimiento un proceso que empieza con las empresas, que deben, en primer lugar, ser conscientes de los aspectos medioambientales que conciernen su labor. Ese sería el punto de partida, en el que se anotan los datos medidos. Quien así lo quiera, puede también tomar datos del año anterior como punto de partida.

Además de la recogida de datos, las empresas deben establecer objetivos para mejorar, y señalar las vías para alcanzarlos.

Los datos se hacen llegar a NSF International, una organización que se encarga de valorar productos de acuerdo a sus consecuencias sobre el medio ambiente y la salud. NSF analiza los datos proporcionados a partir de las directivas de la institución pública American National Standards Institute (ANSI), los comprueba visitando la cantera o fábrica y, finalmente, otorga una serie de puntuaciones.

Con esa puntuación, la empresa se sitúa en un ranking: cuando se alcanza una puntuación mínima, se le otorgan estándares-bronce. Con valores superiores, se consiguen las categorías Plata, Oro y Platino.

 El sello „Genuine Stone“.Quien supera con éxito este proceso consigue el sello protegido „Genuine Stone“ (en el color de la categoría alcanzada en el ranking), que puede poner en sus productos y utilizar para su publicidad.

No obstante, la empresa sólo puede hacer esto durante 3 años. Pasado ese tiempo, tiene que volver a pasar por una evaluación.

Además, durante esos 3 años, la empresa no se queda parada. NSF International mantiene su observación para ver si se mueve para alcanzar los objetivos fijados. Normalmente, cada empresa tiene que enviar un informe regularmente, pero el control también puede tener lugar mediante visitas al lugar.

El ritmo de 3 años se ha fijado con la intención de iniciar una dinámica propia: si una empresa se tiene que dejar revisar de nuevo tras ese plazo, es de esperar que se esfuerce por alcanzar una posición superior en el ranking.

Hay nueve campos de criterios fijados para establecer los estándares. Entre otros, se cuentan el agua, la energía, las condiciones laborales, los principios de la empresa, etc.. (ver detalles en el pdf para descargar).

Resumiendo: el esfuerzo es enorme. En un vídeo del Marble Institute of America (MIA), se pueden oír opiniones de representantes de diversas empresas, para alguna de las cuales el proyecto ha supuesto un coste de cerca de 5000 dólares.

Los honorarios a pagar a NSF International dependen de factores como el tamaño de la empresa, el tipo de actividad o la posición que esperan alcanzar en el ránking.

Uno se puede preguntar por qué el sector se toma tantas molestias. Es más, por qué ese mismo sector ha gastado en unos 5 años mucho dinero para que los estándares sean elaborados y aprobados oficialmente.

La razón se encuentra en el gran poder de los consumidores norteamericanos. Quieren productos que dañen lo menos posible al medio ambiente y las personas que los producen, ya sean fabricados en el país o en el extranjero.

Pero, ¿no suponen también una exclusión del mercado americano frente a proveedores extranjeros?

Los productos sin sello se pueden seguir exportando y vendiendo en los Estados Unidos, pero es cuestionable si encontrarán aún acceso a clientes de alto poder adquisitivo.

El Natural Stone Council ha tenido la amabilidad de reunir diversas declaraciones de empresas americanas y representantes del sector, que dan una visión desde dentro sobre los estándares. En nuestro pdf se han listado también los nueve campos de criterios para canteros y productores mencionados más arriba (pdf).

Durante la investigación para este artículo, StoneIdeas.com ha enviado una larga lista de preguntas sobre algunos detalles a las instituciones participantes en los Estados Unidos. A continuación, presentamos un pdf con las preguntas y respuestas.

NSF International

Natural Stone Council

En la industria de la cerámica se trató recientemente el tema de los estándares internacionales.    

(28.10.2014)