www.stone-ideas.com

Mercados: Aportar una utilidad tangible a los miembros de la asociación

(Diciembre 2012) Su obra maestra fue la campaña del radón: en el año 2007, los medios de comunicación americanos empezaron a transmitir informaciones falsas sobre la supuesta emisión de gases tóxicos y radiación del granito. El sector de la piedra se encontraba al borde del abismo, y no sólo en los Estados Unidos, por aquel entonces su mercado principal. La noticio corrió como un reguero de pólvora a nivel mundial.

Garis „Gary“ Distelhorst, presidente del Marble Institute of America (MIA), inició una campaña con una fuerza sin precedentes, que consiguió cortar de raíz con las absurdas afirmaciones.

La iniciativa empezó con la recaudación de fondos entre los socios y en asociaciones extranjeras, y continuó con la financiación de estudios científicos encargados por la MIA, concluyendo con la presentación pública de los resultados a cargo de investigadores de renombre a través de vídeos claros y comprensibles.

Distelhorst ha sido durante 11 años el CEO de la MIA, la asociación de la piedra con base en Estados Unidos e influencia mundial, y se jubila a finales de este año.

El hecho de que Distelhorst es un hueso duro de roer lo demuestra no sólo la campaña del radón, sino que también se nota rápidamente conversando con él: su expresión facial permanece inamovible y rígida, y su mirada puede resultar a veces realmente dura.

No obstante, lo único que sucede es que está concentrado en lo que hace. Cuando se le pregunta algo, por ejemplo, suele colocar una pregunta de vuelta tras su respuesta. De alguna manera, intuye que el tema podría tener interés para la MIA y quiere ir al fondo de la cuestión.

Además de la campaña del radón, unos de sus mayores logros como jefe de la MIA es haber introducido métodos industriales, sobre todo en un sector copado por medianas y pequeñas empresas.

Según su credo, una asociación debe aportar una utilidad tangible a sus miembros. Y no sólo en forma de trabajo de lobby, sino con servicios y con unos resultados mesurables.

Entre sus iniciativas más destacadas se cuentan los programas de formación continuada para empleados de empresas asociadas, sobre temas como seguridad laboral y programas de acreditación, que pretenden asegurar unos estándares de calidad determinados, además de una larga lista de libros técnicos publicados.

Y el éxito le da la razón: en sus 11 años al frente de la MIA, los asociados han aumentado de 600 a 1500. 253 de ellos proceden del extranjero. Esta cifra se limitaba a 70 al inicio de su mandato.

Si bien es él quien ha promovido la internacionalización de la MIA, con sede en Cleveland (Ohio), y se deja ver en todas las ferias internacionales, su trayecto vital está estrechamente relacionado con este estado, que limita con el lago Erie, uno de los Grandes Lagos. Distelhorst completó sus estudios en la Ohio State University y se convirtió en una personalidad conocida com presidente de la asociación de College Shops local.

Como detalle personal, en un comunicado de prensa de la MIA, Distelhorst desvela que es un „entusiasta fan de los Buckeyes“. Hemos buscado en internet qué es lo que se oculta tras este nombre: así se llaman a una raza de pollo que se cría en este estado y también a los castaños que caracterizan el paisaje de la región.

También es el nombre del equipo deportivo de la Ohio State University.

El sucesor de Garis Distelhorst al frente de la MIA es James Hieb, que ocupaba hasta ahora el cargo de vicepresidente.

Marble Institute of America (MIA)