„Stone Sea“ (Mar de Piedra) de Andy Goldsworthy

Andy Goldsworthy, „Stone Sea“: Si se mira desde la terraza, los 25 arcos de piedra parecerían gusanos de arena que se abren paso en el subsuelo; o quizá serpientes de agua.

(Agosto 2013) Un poco de miedo sí da esta obra de Andy Goldsworthy titulada „Stone Sea“ (Mar de Piedra), colocada entre el antiguo edificio y el nuevo del St. Louis Art Museum (SLAM). Si se mira desde la terraza del piso superior, los 25 arcos de piedra, colocados en un espacio pequeño y hundido, parecerían gusanos de arena que se abren paso en el subsuelo; o quizá serpientes de agua, que ha salido un momento a la superficie.

Andy Goldsworthy (a izq.): „Stone Sea“.

El artista británico explica de la siguiente forma cómo surgió su nueva obra: estaba tumbado en la hierba, en el terreno donde hoy se levanta el ala nueva del museo, y se preguntó qué habría debajo de la tierra y que se haría con los desechos tras el inicio de la construcción.

Bajo la metrópoli a orillas del Mississippi se encuentra una enorme capa de piedra caliza, formada en la antigüedad a partir de los restos de conchas de moluscos y otros animales marinos.

Al principio, Goldsworthy quería utilizar el material procedente de la excavación para su obra, pero éste resultó demasiado frágil. Así, hizo uso de las canteras de piedra caliza que se encuentran a unos 110 km en la localidad de Perryville. Con esta piedra se ha cubierto también la fachada del edificio antiguo, y muchos de los edificios de St. Louis presentan también este material. La cantera pertenece a la empresa Earthworks.

„La piedra es un viaje geológico“, afirma Goldsworthy en un texto. Por ello quiso representar con sus arcos el movimiento de ese viaje, ordenándolas de forma que parezcan empujarse entre ellas.

„La piedra es un viaje geológico“, afirma Goldsworthy en un texto. Por ello quiso representar con sus arcos el movimiento de ese viaje, ordenándolas de forma que parezcan empujarse entre ellas.

Pero, en geología, el movimiento también se puede entender como algo amenazante: cerca de la ciudad se encuentra la New Madrid Seismic Zone.

Pero, en geología, el movimiento también se puede entender como algo amenazante: cerca de la ciudad se encuentra la New Madrid Seismic Zone, en la que los expertos prevén que tenga lugar un fuerte movimiento sísmico dentro de poco tiempo. Un terremoto ocurrido en el año 1811 fue tan fuerte que cambió el recorrido del río Mississippi e hizo que el río Ohio fluyera hacia atrás durante un tiempo.

Por otro lado, los arcos de piedra son también un símbolo de civilización y de la independencia de la humanidad frente al dominio de la naturaleza. En los puentes, los arcos crean conexiones y abren caminos.

Por otro lado, los arcos de piedra son también un símbolo de civilización y de la independencia de la humanidad frente al dominio de la naturaleza. En los puentes, los arcos crean conexiones y abren caminos.

Finalmente, „Stone Sea“ ofrece también simplemente la posibilidad de disfrutar viendo su paisaje ondulado desde arriba…

Cada uno de los arcos tiene una altura aproximada de 3 m y unas 13 toneladas de peso.

También encuentra su relación con la naturaleza el nuevo East Wing: En las paredes exteriores de hormigón a la vista se encuentra material depositado en la cuenca del Mississippi.

También encuentra su relación con la naturaleza el nuevo East Wing, construido por el arquitecto británico David Chipperfield y recubierto con altas paredes de hormigón y superficies de vidrio. En las paredes exteriores de hormigón a la vista se encuentra material depositado en la cuenca del Mississippi, otorgando toques salvajes a la pulida imagen del edificio.

Y, hablando de arcos, en St. Louis se encuentra también la „Gateway Arch“, de Eero Saarinen, que conmemora la conquista del oeste por parte de los colonos americanos, y que también es un símbolo de cambio.

St. Louis Art Museum (SLAM)

Earthworks

New Madrid Seismic Zone

Fotos: Andy Goldsworthy / Scott Smith

See also:

 

 

 

 

(04.08.2013)