www.stone-ideas.com

La 50ª edición de la Marmomacc podría haber sido mucho más que una simple fiesta de celebración del „Made in Italy“

Cada vez hay más productos de uso cotidiano fabricados total o parcialmente con piedra (diseño en piedra), y se desarrollan usos más interesantes en la construcción (arquitectura con piedra). Foto: Ennevie / Marmomacc

Comparando con la industria del automóvil: El sector de la piedra necesita foros internacionales para continuar su desarrollo

Este año ha tenido lugar la 50 edición de la Marmomacc, y el aniversario se ha celebrado con un programa que celebra los productos „Made in Italy“: el gobierno había proporcionado para ello la enorme suma de 2 millones de euros.

Con ese dinero, la feria ha organizado, entre otras cosas, el gran show „Italian Stone Theatre“ en la nave 1, invitando a 100 arquitectos y 100 compradores de todo el mundo a participar en seminarios y visitas a empresas; y han creado el International Stone Summit, una serie de conferencias con representantes de 20 federaciones nacionales de la piedra.

No obstante, si lo analizamos bien, esta edición ha sido la más nacional de la Marmomacc. Y con ello se han desaprovechado grandes oportunidades para el futuro local e internacional del sector de la piedra.

Para entenderlo, echemos un vistazo a uno de los productos más exitosos de los últimos 130 años: el automóvil. Preguntémonos cuál es la base de su éxito.

Esta claro que el automóvil satisface el deseo de movilidad de las personas. Además, los coches ofrecen alta utilidad y un fácil manejo.

Pero hay otro factor, y éste es el que nos interesa: el sector del automóvil se caracteriza por una gran diversidad de modelos, que ofrecen algo para cada gusto y cada presupuesto.

El sector de la piedra se esta convirtiendo en un creador de productos a un nivel similar: hoy en día, ya no puede seguir concentrándose sólo en las placas para fachadas, o las baldosas para el suelo, o las encimeras para cocinas y baños. Cada vez hay más productos de uso cotidiano fabricados total o parcialmente con piedra (diseño en piedra), y se desarrollan usos más interesantes en la construcción (arquitectura con piedra).

Y es por ello que la industria debe dar un salto cuántico para conseguir la diversidad de productos que existe en la industria del automóvil. En ella, como ya hemos comentado, cada cliente consigue el coche que se ajusta a su gusto y a su presupuesto.

Una muestra de esta enorme diversidad son las marcas que todos conocemos: Ferrari o Fiat, pero también Citroen, Mini-Cooper, Honda, Jeep, Hyundai, Chrysler, Volkswagen… y todos los que se nos ocurran.

Semejante diversidad sólo puede darse en el marco de la competencia internacional. Las grandes ferias sobre coches son los foros para ello.

Pero la Marmomacc de este año no ha conseguido, en su aniversario, abrir la puerta en dirección a la diversidad.
Casi dan ganas de llorar: El „Stone Theatre“ de la nave 1 podría haber sido un gran acontecimiento si se hubieran mostrado también propuestas de diseñadores, arquitectos y empresas extranjeras, y no sólo italianas.

Y, en una presentación así, los italianos habrían mantenido su papel protagonista, de eso no hay duda.

Recordemos, además, que se trata de alcanzar la misma diversidad que la industria del automóvil.

A estas alturas, los máximos representantes de la industria a nivel mundial ya deberían estar mostrando su descontento.

Pero, como dijo una vez el sabio Henry Ford, lo que es bueno para el automóvil es bueno para la Ford Motor Company.

Marmomacc 2016, 28 de septiembre – 01 de octubre

(14.11.2015)