www.stone-ideas.com

El diseñador sueco Erik Olovsson pone en escena los diversos contrastes entre la piedra y el vidrio

Erik Olovsson, Studio E.O: „Indefinite Vases“.

Los „Indefinite Vases“ (Jarrones Indefinidos) son pequeñas esculturas que también se pueden usar para colocar flores

Sobre estos jarrones del diseñador sueco Erik Olovsson, del Studio E.O, se podría cantar una canción sobre los contrastes con varias estrofas: el vidrio es moldeable y fluido, mientras que la piedra es dura y angular; el vidrio se encuentra en formas orgánicas, la piedra en geometrías exactas; el vidrio es (en su mayor parte) transparente, la piedra no; el vidrio es muy frágil, la piedra es muy resistente, etc.

Erik Olovsson, Studio E.O: „Indefinite Vases“.

Digamos, simplemente, que las piezas de la colección „Indefinite Vases” (Jarrones Indefinidos) son pequeñas esculturas que también se pueden usar para colocar flores.

Erik Olovsson, Studio E.O: „Indefinite Vases“.

Si las piezas no están disponibles en stock, se pueden hacer por encargo y son enviadas desde Suecia. Si se prefiere, se pueden utilizar otros materiales distintos de los de las fotos, u otras formas. Los precios se encuentran entre 550 € y 1450 € (630 USD – 1660 USD)

Erik Olovsson, Studio E.O: „Indefinite Vases“.

El diseñador señala también algo que hay que decir sobre cada obra de arte: „Tenga en cuenta que pueden haber pequeñas diferencias de tamaño y color ya que el vidrio está soplado a mano”.

Y en esto sí coinciden el cristal y la piedra: también en el mármol, el granito y compañía son normales las diferencias entre una pieza y otra.

Studio E.O

Fotos: Gustav Almestål

Erik Olovsson, Studio E.O: „Indefinite Vases“.

See also:

 

 

 

 

(20.06.2016)