www.stone-ideas.com

Arquitectura: Torres en el Cáucaso, un templo en India, un taller de curtidos en España y más

(Diciembre 2011) Quien haya conseguido completar el arduo camino río arriba por el valle del Inguri y del Tskhenistkali se verá recompensado no sólo con las vistas sobre las cumbres nevadas del Cáucaso, sino que también se encontrará con una serie de pueblos cuyas casas están coronadas por curiosas torres que, desde lejos, parecen chimeneas industriales. Pero, al acercarse, se puede ver que tiene forma rectangular y a su alrededor no hay ninguna fábrica, sino granjas rodeadas de muros de piedra.

Las Svaneti Towers, en el Gran Cáucaso, en el estado de Georgia, fueron premiadas por el jurado del premio bianual de arquitectura en piedra natural, y se encuentran descritas de forma exhaustiva en el catálogo. A continuación, presentamos varios de los proyectos premiados.

Las Torres Svaneti se construyeron entre los s. XI y XII utilizando esquistos locales, un material que se puede laminar fácilmente y que se puede cortar en bloques de 15 hasta 20 cm de grosor para utilizarlos en la construcción.

Las torres tienen una altura de 4 o 5 pisos, y solían servir como lugares de refugio frente a ataques enemigos o peleas entre pueblos o clanes. Las grandes granjas de dos pisos adjuntas a las torres quedaban sin protección en esas situaciones.

De los cientos de construcciones de este tipo que llegaron a existir, quedan menos de 150 intactas. Desde 1996, están incluidas en el catálogo del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, donde también se indica que aún queda mucho que hacer para asegurar su protección. Fueron descritas y fotografiadas por primera vez por un grupo de alpinistas italianos hace unos 100 años.

Por cierto, unas torres similares se construyeron también sobre la misma época en un lugar de Europa, por ejemplo, en las ciudad estado de la Toscana. Allí servían igualmente para propósitos militares, pero también como símbolo de poder de las familias reinantes. Pero, a diferencia de los pueblos del Cáucaso, estas ciudades italianas están amuralladas.

La Anávyssos House, en la costa griega cerca de Atenas, muestra una combinación inusual de lo antiguo y lo moderno. El material utilizado para los muros es antiguo, concretamente, granito local. También es antigua la forma, que recuerda a un templo griego. La modernidad se encuentra en el tejado de hormigón armado, y que da un aspecto óptico pesado a este edificio de una sola planta. La casa se encuentra situada en la calle que lleva al templo de Poseidón, en el Cabo Sounio, y fue construida por el arquitecto griego Aris Konstantinidis entre los años 1962 y 1964.

Los macizos muros tienen un grosor de 50 cm y los bloques que los conforman están unidos con mortero. El suelo del interior se encuentra cubierto con placas de esquisto.

El edificio fue ya muy criticado poco antes de su finalización, ya que se decía que parece estar „hundido“ en el paisaje. Actualmente, la casa pertenece a un complejo de villas propiedad de un armador y se utiliza como almacén. Las fotos fueron realizadas por el arquitecto poco después de acabar la construcción.

La combinación de antiguo y moderno resultó más complicada en el Templo Shiva, en la localidad de Wadeshwar, entre Mumbai y Poona, ya que para este tipo de templos rigen unas normas de construcción muy precisas debido a que también los rituales que se llevan a cabo en el templo siguen normas estrictas.

Pero el arquitecto Sameep Padora quería crear un edificio moderno y que respetase al mismo tiempo las normas.

Así, el arquitecto colocó la sala cuadrada („Mandapa“) que se suele usar para el rezo en el exterior. Bajo el cielo abierto, sin paredes, rodeada sólo de árboles.

Padora sí mantuvo el segundo elemento tradicional de un templo hindú, aunque con alguna variación. La „Garbhagriba“ suele ser un lugar oscuro con un tejado („Shikhara“) en forma de punta. Aquí mora la deidad a la que esté dedicado el templo.

El arquitecto mantuvo la forma en punta del techo, pero con una hendidura por la que se cuela la luz. También hay una novedad en la entrada al templo: en una de las esquinas se ha ganado espacio a la piedra y se ha colocado una especie de caja de madera y acero.

Por cierto, el arquitecto trabajó de forma gratuita, así como los artesanos. El material utilizado es basalto local.

Otro de los proyectos premiados se encuentra en España. Se trata de la antigua tenería (taller de curtidos) de Puente Sarela, cerca de Santiago de Compostela, construida en 1790. Con el paso del tiempo se transformó en una verdadera fábrica y, durante las últimas décadas, había estado abandonada. Ahora, ha sido recuperada para transformarla en un complejo hotelero. El arquitecto fue el español Víctor López Cotelo.

El edificio histórico sigue la pendiente al lado del río en forma de escalones: directamente frente al agua se encuentra la tenería en sí; sobre ella, un molino y la casa del molinero; ahí, la antigua calzada romana que lleva a Finisterre cruza el terreno. Más arriba, se encuentran las naves de la fábrica para secar las pieles curtidas.

Ninguno de estos edificios, que se encontraban en ruinas, ha sido derribado. Es más, el arquitecto reafirmó la base de las construcciones y las adaptó cuidadosamente a su nuevo uso.

Una particularidad de la remodelación fue la forma en que se trató el material antiguo. Si, en algún momento, se tuvo que derribar algún muro, un equipo de albañiles se encargó de reutilizar el granito que se iba a usar en el mismo sitio. Sólo se adquirió nuevo material cuando el antiguo no cumplía con los requisitos adecuados.

Los trabajos premiados se presentan de forma exhaustiva en inglés e italiano en el libro „Glocal Stone“ (editado por Vincenzo Pavan, Arsenale Editrice, ISBN 978-88-7743-360-2).

See also: Ya hemos presentado anteriormente los siguientes proyectos:

Aires Mateus & Associados, Lisbon: Monitoring and Investigation Centre of Furnas, Açores, Portugal

 

 

 

Standardarchitecture, Beijing: River Terminal and Visitor Centre, Tibet, China. The before bright colouring of the walls has been painted white in the meantime. According to the catalogue (p 65): „In this way the typical color of Tibetian spirituality was recalled, as in the Potala Palace, while avoiding strong colors from coming into conflict with panoramic views and distracting visitors.”

Max Dudler, Berlin/Zürich/Frankfurt: Library of the Humboldt University (Jacob-und-Wilhelm-Grimm-Zentrum), Berlin (third project in the compilation).