www.stone-ideas.com

Arquitectura: Un lugar de encuentro para los ciudadanos (2)

(Enero 2012) Las plazas pavimentadas con placas de piedra de un mismo tamaño y forma tienen un efecto tan aburrido como una capa de asfalto. La geometría ofrece muchas posibilidades, por ejemplo, el trapecio. Con esta figura se ha cubierto la Knud Knudsens Plass (Plaza Knud Knudsen) en Oslo, la capital noruega. El conjunto tiene un aspecto dinámico, quizá porque la colocación de las placas imita el recorrido de las calles de los alrededores, tal y como describen los responsables del proyecto, Grindaker Landskapsarkitekter.

Antiguamente, esta plaza era un triángulo perdido al final de dos calles, cubierto con asfalto y lleno de taxis. Los arquitectos han desplazado los coches hacia los lados y han dado una nueva vida a la plaza con este tipo de suelo y la disposición de plantas verdes. Varias líneas de piedra más clara corren hacia un parque contiguo, al que se ha otorgado una apariencia más abierta al eliminar los setos.

Las piedras utilizadas fueron basalto oscuro y granito claro, que contrastan especialmente cuando el suelo está mojado. La piedra fue proporcionada por la empresa Jogra. La colocación corrió a cargo de Steen & Lund.

La plaza lleva el nombre del lingüista Knud Knudsen, uno de los padres de la lengua noruega moderna.

Grindaker Landskapsarkitekter

Jogra

Steen & Lund

A unos 150 metros de su orilla en el bario londinense de Westminster, el Támesis se podría mirar a si mismo, ya que allí se encuentra un modelo del río en granito negro, con todos sus meandros y curvas. Este modelo se encuentra en la zona conocida como Grosvenor Waterside, junto al antiguo canal interior del mismo nombre, y que se encontraba algo decaída en los últimos años. Hoy, esta zona está llena de edificios residenciales y caros apartamentos.

Grosvenor Waterside fue creado por el artista y cantero de origen alemán Ekkehard Altenburger. El agua es el tema central. Para ello, Altenburger creó el modelo del recorrido del río y colocó al final una gran estanque-espejo, en la que se reflejan los edificios adyacentes. La particularidad consiste en que el agua se mantiene en permanente movimiento, representando así las diversas formas de un río.

Un tanque subterráneo de casi 40.000 litros de capacidad alimenta la instalación. Este tanque se llena con agua de lluvia procedente de los tejados cercanos. Sobre él se encuentra un garaje subterráneo de dos plantas, sobre el que se encuentra el estanque-espejo.

Altenburger hace que el agua brote en escalones. Uno de ellos es alargado y representa uno de los bordes del estanque. Otro es redondo y actúa como fuente en medio de la superficie de agua. La película de agua que cae de forma permanente sobre los bordes del estanque tiene una altura de unos 12 metros. La longitud del estanque es de unos 55 metros y el agua se bombea de forma continua.

Los trabajos en piedra se llevaron a cabo con la máxima precisión. La superficie de la piedra está pulida o trabajada con chorro de arena. Los bordes, sobre los que flue el agua, están redondeados y pulidos a mano. Se utilizó granito Angola Black. Los trabajos fueron realizados por la empresa Szerelmey „bajo la dirección del gran John Guest“, tal y como describe Altenburger. En el diseño también participaron los arquitectos de Sheppard Robson Architects y St. James Homes.

Ekkehard Altenburger

Szerelmey

Fotos: Ekkehard Altenburger, Lewis Ryan

Y seguimos en Londres. Durante el Gran Incendio, en septiembre de 1666, la ciudad sufrió una catástrofe de dimensiones bíblicas. Entre 70.000 y 80.000 habitantes perdieron sus casas, y también la antigua St. Paul’s Cathedral sucumbió a las llamas. Cuando la temperatura disminuyó, los habitantes derribaron los restos de la iglesia medieval y la construyeron de nuevo. Recientemente, se han encontrado restos de la antigua St. Paul’s Cathedral en la plaza del lado sur del actual templo. Los restos de los fundamentos de la antiguo templo se pueden ver marcando los límites de un pequeño jardín.

Los trabajos fueron llevados a cabo por la empresa Stonewest. Se utilizaron diversos tipos de piedra caliza Purbeck, el mismo material del que están hechos los fundamentos de los antiguos restos. La particularidad son las incrustaciones en las piedras alrededor del jardín. En la parte superior de la zona ajardinada se puede ver el plano completo tanto del templo actual como del antiguo.

Los arquitectos fueron Purcell Miller Tritton LLP.

Stonewest

La piedra arenisca ha resultado determinante durante siglos en la historia de Ballast Point, un lóbulo de tierra a la entra del puerto de Sydney. Allí paraban los barcos en su regreso a Europa desde Australia para cargar piedra arenisca usada como lastre. Más tarde, algunas empresas petroleras colocaron allí sus depósitos a los pies de la cantera. Actualmente, se encuentra aquí el Ballast Point Park, cuyo diseño quiere recordar las etapas del uso de esta zona y, al mismo tiempo, proporcionar a los visitantes unas vistas magníficas sobre el puerto y el famoso Harbour Bridge.

En las terrazas del nuevo parque se esconde la historia, en el verdadero sentido de la palabra. Su muros de contención son gaviones rellenos de material de desecho de las antiguos edificios industriales. Y no se usaron sólo cemento y piedra para rellenar los cestos de alambre, sino también restos metálicos, algunos de los cuales tienen una superficie brillante que crea pequeños reflejos en el muro al ponerse el sol por la tarde.

Una particularidad de los gaviones son también sus esquinas redondeadas y los planos inclinados de su parte delantera. Para ello, los arquitectos (McGregor Coxall) tuvieron que crear un modelo en 3D de las mallas de alambre, a partir del cual se dio forma a los cestos en el mismo lugar. Puesto que hay agua salada cerca, el alambre está recubierto con una aleación de aluminio y zinc.

Otros puntos destacados del diseño son el tanque 101 o las superficie ajardinadas redondeadas que recuerdan a las bases del antiguo depósito de tanques. Una de las atracciones es la obra de la artista Robyn Backen, que lleva el título „Balance and Ballast“ (Equilibrio y lastre).

Desafortunadamente, no hemos podido conseguir ninguna imagen, pero se pueden ver fotos en una página web.