Stone Stories: Entretenimiento en vez de geología a secas

(Noviembre 2012) „Queremos mostrar la piedra de la forma más variada posible“, explica Hilke Domsch para describir su concepto. Ella jugó un papel importante en el hecho de que la localidad de Demitz-Thumitz, en Alemania, se pueda denominar hoy un „pueblo de granito“. El proyecto se ha desarrollado durante 3 años, apoyado por el estado federal de Sajonia, la Unión Europea, y con gran participación de las autoridades locales de esta comunidad localizada a medio camino entre Dresde y Bautzen. El proyecto tendrá que mantenerse ahora por su cuenta.

Entre otras cosas, se ha creado la Ruta del Granito, que ofrece mucho más que los habituales recorridos geológicos o caminos de esculturas.

Según el concepto de Hilke Domsch, la piedra se puede experimentar aquí con todos los sentidos: hay, por ejemplo, un xilófono con teclas de piedra, un gran bloque de piedra con un agujero dentro del cual se puede gritar, piedras con distintas superficies para ser tocadas, y un reloj de sol, que sólo funciona cuando un visitante se coloca en él a modo de puntero.

Y, para ir directamente el grano, los visitantes pueden dirigirse a los bloques de granito y piedra arenisca que se encuentran uno al lado del otro, y comprobar ellos mismos la dureza del granito armados con martillo y cincel.

También se pensó en otorgar una imagen reconocible a la ruta del granito: columnas de piedra sirven para señalar la dirección y e informar sobre el camino. Además, las informaciones están en alemán e inglés, así como polaco y checo. Al fin y al cabo, los países vecinos se encuentran muy cerca de aquí.

De hecho, la historia de Demitz-Thumitz como lugar de extracción de granito no deja de ser curiosa, puesto que no se remonta a siglos de antigüedad como en el caso de Carrara. En Demitz-Thumitz empezó todo con la construcción del ferrocarril, hace unos 150 años. En aquel entonces, se construyó un poderoso viaducto sobre el valle y, una vez colocado el primer caro pilar de piedra arenisca, se descubrió que existía en las cercanías toda una montaña de granito sin explotar.

Una de las rutas lleva a este antiguo lugar de extracción y a una cantera activa.

Actualmente, se está finalizando el museo, que albergará, entre otras cosas, una sierra de piedra aún en funcionamiento. El centro se incorporará al proyecto „Caminos hacia el vidrio y el granito“, en colaboración con la localidad de Piechowice, un cercano pueblo polaco que era antiguamente un centro de fabricación de vidrio.

Y casi olvidamos mencionar uno aspecto importante dentro de „experimentar la piedra con todos los sentidos“: en colaboración con una fábrica de cerveza local, se ha creado la cerveza „Steinmetzbräu“.

Granitdorf (alemán)

Fotos: Hilke Domsch