www.stone-ideas.com

Stone Stories: Campañas que dan sus primeros frutos

(Enero 2013) En noviembre del pasado año ocurrió una nueva catástrofe en Asia. Esta vez, se trataba de un incendio en una fábrica textil en Dhaka, la capital de Bangladesh: por lo menos 124 trabajadores perdieron la vida en una de las plantas superiores del edificio. Si bien había salidas de emergencia, éstas no conducían a escaleras en el exterior del edificio sino en el interior y que llevaban a la planta baja, que ya se encontraba en llamas.

Queremos mencionar este lamentable suceso en la industria textil para volver a lanzar una mirada al sector de la piedra natural en Asia. Queremos saber qué ha cambiado desde que, hace ya algunos años, las noticias sobre el trabajo infantil en la construcción de lápidas dieran la vuelta al mundo y también las condiciones de trabajo que algunas empresas imponían.

Tres organizaciones (ver más abajo) se esfuerzan desde Europa en mantener las cadenas de proveedores libres de empresas irresponsables y abusadoras.

Se han conseguido muchas cosas mediante las campañas en los últimos años, según lo que hemos podido averiguar.

No obstante, hay que tener en cuenta que la valoración que presentamos a continuación sólo afecta a aquellas empresas que cooperan con las organizaciones, y ésas representan aún sólo una pequeña parte del total de productores y fabricantes de piedra natural en Asia.

De la situación actual se desprende que el trabajo infantil no se da en ninguna de esas empresas.

En lo que se refiere a las condiciones de trabajo, las empresas han logrado o impulsado grandes mejoras. Actualmente, se ajustan a los estándares de la International Labour Organisation (ILO) y ofrecen, por ejemplo, cursos sobre seguridad laboral, protección de la salud o cuentan con horarios de trabajo regularizados, Las organizaciones de producción responsable ofrecen en sus páginas web más detalles sobre las normas que hay que mantener.

El concepto parece haber tenido el éxito que perseguían las organizaciones y se basa en lograr mejoras utilizando un tono amable, no imponerlas al estilo de un amo colonial.

Para ello, las organizaciones envían asesores a las empresas que les informan sobre las normas y que ayudan a implementarlas. Una característica básica es el hecho de que se trata de asesores locales que han sido previamente formados para esta labor.

Al final del proceso se encuentra la emisión de un certificado, llamado Audit, por parte de agentes externos independientes. Después se otorga una distinción oficial que las empresas pueden utilizar en su marketing.

Llegados a este punto hay que señalar que no es correcta la generalización de que un productor que no colabore con estas organizaciones, por fuerza presenta malas condiciones de trabajo y pretende ocultarlas. La certificación sólo se refiere a la empresa que ha participado en el proceso.

No obstante, ofrece al comprador una cierta seguridad sobre la empresa en la que decide comprar su piedra natural. En comparación, el mero compromiso de un proveedor a mantener las normas no es de mucho valor.

Otra cuestión que se plantea es si las mejoras alcanzadas hasta ahora se mantendrán de forma duradera. En la industria de las alfombras, por ejemplo, no parece que el sello creado en los años 90 para talleres sin trabajo infantil haya aportado realmente algo: según indican muchos visitantes, hoy en día siguen trabajando niños y niñas en los telares, y las empresas ni tan siquiera intentan ocultarlo.

De lo que realmente se trata es de conseguir un cambio de mentalidad en las empresas. Damos la palabra aquí a Claire Adam de la organización tft: „Creemos que es importante que una empresa tenga de entrada los valores correctos. En otras palabras, la empresa tiene que querer hacer cambios.“ El camino hacia ese objetivo es la transparencia.

 

tft es una organización británicosuiza que coopera con unos 120 productores o proveedores de Vietnam, India, China e Indonesia. Lo hace en nombre de 21 comerciantes de Gran Bretaña, Holanda, Bélgica, Dinamarca y Suecia. Su „Responsible Stone Program“ es una continuación de la iniciativa holandesa WGDN (Werkgroep Duurzame Natuursteen).

Win=Win GmbH tiene su sede en Alemania y se autodenomina „Agencia para la responsabilidad global“. Su programa lleva el nombre de „Fairstone“, y su punto fuerte se encuentra en China, donde cuentan con 50 empresas colaboradoras. Al mismo tiempo, la agencia tiene 21 socios en Alemania, Austria y Suiza.

Xertifix, es una organización benéfica con sede igualmente en Alemania. Su punto fuerte es India, donde asesoran a 140 empresas. En Europa, cooperan con la asociación 17 empresas de Alemania, Austria y Suiza.  

See also: