Arquitectura: Fachada de granito con ritmo de swing

(Febrero 2013) Quizá, hace muchos años, un bloque de granito se encontraba en el Fannenfjord noruego y, una noche, los trolls descendieron de los bosques armados con todo tipo de herramientas, y recortaron las esquinas del bloque, pulieron la superficie y rasgaron angulosas líneas en los flancos.

Porque esa es la apariencia que tiene el nuevo centro cultural de la pequeña ciudad de Molde, inaugurado en 2012.

¿Y qué han hecho los arquitectos del equipo 3XN en este edificio para que se le compare con un recortable?

La explicación se encuentra en su localización: Molde tiene unos 25.000 habitantes, pero en el mes de julio, cuando se celebra el festival de jazz, se les unen unos 100.000 aficionados. También hay un festival de literatura.

Por esta razón, se necesitaba un centro cultural que fuera a la vez capaz de albergar grandes eventos, pero que el resto del año pudiera albergar, por ejemplo, la biblioteca local.

Los arquitectos diseñaron un edificio que se extiende fuera de si mismo: la escalera independiente lateral se entiende como parte del centro cultural debido al material utilizado, el mismo granito (chino) que en la fachada. Si tiene lugar un evento a los pies de la escalera, ésta sirve como anfiteatro.

El tejado del edificio tiene diversos niveles, unidos a su vez por escaleras, y recubiertos igualmente con granito. Desde la terraza con cafetería se disfruta de una magnífica vista sobre el fiordo y las montanas más atrás.

Al mismo tiempo, la escalera también atrae visitantes, ya que forma parte de la conexión entre las zonas más altas de la ciudad y la orilla del mar. Las esquinas acristaladas y las largas hileras de ventanas crean un efecto visual de apertura e invitan a los pasantes a entrar al edificio.

Especialmente por las tardes y en invierno, el cálido ambiente del interior, con mucha madera, invita a pasarse por aquí.

Pero los arquitectos no serían 3XN si se hubieran limitado a recubrir la fachada con placas rectangulares. El equipo se decidió por unas en forma de trapecio. Cuando el visitante mira las placas desde abajo, sus contornos parecen olas. El granito presenta una especie de „swing“, se podría decir, muy apropiado para el tema del festival. La superficie de la piedra está flambeada, de forma que parece pixelada. Tras las cavidades de cristal se encuentran las ventanas de las oficinas.

El centro cultural dispone de una superficie de 6000 m², distribuida en 3 pisos. Su parte central es una sala para actos musicales o teatrales. A ello se unen los 3000 m² de las escaleras y la plaza frente al edificio, que también se pueden usar para distintos eventos.

Al parecer, los ciudadanos han hecho suyo el centro cultura, si bien se trata de un cuerpo extraño en el paisaje urbano que lo rodea. Únicamente el nombre creó alguna discusión: „Plassen“, se llama el edificio. Simplemente „Plaza“.

3XN

Fotos: Adam Mørk

See also: