www.stone-ideas.com

Francia: Tasa obligatoria para el reciclaje de muebles

La mesa „Barcode“ de la empresa alemana <a href="http://www.draenert.de"target="_blank">Draenert</a> se compone de desechos de la industria de la piedra. Aquí se puede ver en dos variantes, si bien no se muestra la refinada construcción que sirve de soporte. Foto: Draenert

(Agosto 2013) En Francia, desde el 1 de mayo de 2013, todos los fabricantes de muebles deben pagar un ecotasa según el peso del producto, incluyendo las encimeras para la cocina y los baños de piedra natural. La tasa se pretende utilizar para recoger las piezas antiguas y reciclarlas. En Francia, se producen cada año unas 2 toneladas de productos de desecho con este tipo de materiales.

La revista francesa Pierre Actual ha investigado en su última edición (6/2013) la importancia de esta tasa para el sector de la piedra.

Las picas de lavadero en piedra natural en el baño y en la cocina no se encuentran afectadas. No obstante, sí lo están las encimeras del baño, los aparadores del salón, o las mesas con tableros de piedra.

Dos oficinas se encargan de recaudar la ecotasa y organizar el reciclado del material.

La oficina responsable para objetos procedentes de casas particulares o edificios de viviendas es Eco-Mobilier. Los productores locales y los proveedores extranjeros deben registrarse en su página web. La tasa se calcula según el peso del producto: hasta 0,5 kg > 0,01 €; de 250 a 300 kg > 18 €; por encima de ese peso, se añaden 5 € por cada 100 kg.

La oficina para muebles de uso industrial, por ejemplo en oficinas, se llama Valdélia y entrará en funcionamiento en breve.

Está previsto que, para 2015, el 45 % de los muebles y objetos de decoración se reciclen. Hasta 2017, se espera que sea el 80 %.

Pero, tal y como señala Pierre Actual, ¿porqué debería pagar esta tasa la industria de la piedra si las encimeras de la cocina casi nunca requieren ser retiradas y reemplazadas?

Nos hacemos la pregunta opuesta: ¿qué pasaría si los clientes hicieran exactamente eso? Y les referimos a una reflexión de Andreas Kreutzer, de la empresa austríaca de asesores Kreutzer, Fischer & Partner, publicada en la revista Wohninsider.at: „Imaginemos que un producto -da igual si es la cocina u otro- tiene que ser sustituido cada 10 años, y que se consiguiera reducir ese ritmo a un año manos y dejarlo en 9. De esa forma, se conseguiría un aumento de los beneficios del 10 %.“

Pierre Actual (francés, descarga: 5 €)

Eco-Mobilier (francés)

See also:

 

 

 

 

(23.08.2013)