„Árboles“ de acero y su „follaje“ de piedra

Plaza Pormetxeta, Barakaldo.

(Enero 2013) En la plaza Pormetxeta de la ciudad de Barakaldo se encuentran unos „árboles“ muy especiales. Son de acero y sus „copas“ son de piedra. Esto plantea al menos dos preguntas: ¿Porqué? Y: ¿Cómo se ha hecho?

Hemos preguntado a los planificadores de Xpiral Arquitectura y MTM Arquitectos. El „porqué“ lo explicamos más abajo, ya que sólo se puede entender dentro de su contexto.

Sobre las „astas“ y „ramas“ de acero corten se encuentran unas redes de un alambre especialmente resistente, del que cuelgan los trozos de piedra.

El „cómo“ es sencillo: sobre las „astas“ y „ramas“ de acero corten se encuentran unas redes de un alambre especialmente resistente, del que cuelgan los trozos de piedra.

De hecho, la obra parece realmente el ramaje de un árbol, e incluso proyecta su sombra en el suelo, dependiendo de la posición del sol.

De hecho, la obra parece realmente el ramaje de un árbol, e incluso proyecta su sombra en el suelo, dependiendo de la posición del sol.

Y ahora el „porqué“. De hecho, la plaza Pormetxeta es una pendiente elevada, con el río Nervión a sus pies. Antiguamente, la orilla estaba ocupada por varias fábricas. Tras su cierre, la zona permaneció triste y abandonada durante muchos años.

El nuevo diseño y la revitalización de la plaza ha creado mucha expectación, y el proyecto resultó finalista en 2013 del Mies Arch, el premio de arquitectura de la Unión Europea.

En primer lugar, los arquitectos se dedicaron a los caminos que recorren la ladera hacia arriba y hacia abajo, con un desnivel de 20 m, desarrollándolos de forma que ahora la orilla del río y la ciudad se encuentran mejor conectadas.

En primer lugar, los arquitectos se dedicaron a los caminos.

Los caminos no solo se ampliaron sino que fueron recubiertos en parte con rejillas de metal, para conseguir espacios comerciales y, al mismo tiempo, dar la posibilidad a los paseantes de descansar un rato.

Los caminos no solo se ampliaron sino que fueron recubiertos en parte con rejillas de metal, para conseguir espacios comerciales y, al mismo tiempo, dar la posibilidad a los paseantes de descansar un rato.

El centro de descanso es ahora la superficie donde se encuentran los árboles de acero y piedra.

El centro de descanso es ahora la superficie donde se encuentran los árboles de acero y piedra. La función de las rocas como „ramaje“ es otorgar un peso óptico al centro de este área, en contraste con la fuerte pendiente. „Las pesadas piedras de la estructura del árbol funcionan como estabilizadores horizontales“, nos escriben los arquitectos, „este efecto no se habría podido conseguir con otros materiales“.

Xpiral Arquitectura

MTM Arquitectos

Fotos: David Frutos/BISimages

(30.01.2014)