Fachada en Islandia: Granito Studlaberg para el Centro Cultural de la ciudad de Akureyri

Akureyri, Islandia: Lo que salta a la vista de los pasajeros desde el barco es el centro de cultura y arte de la ciudad: tiene la forma de un tambor redondo, y su exterior está revestido con granito local, llamado „Studlaberg“.

La ciudad que hoy visitamos cuenta entre sus encantos con la isla Grímsey, y el hecho de que el círculo polar ártico pasa por ella. Por esto precisamente, el paisaje en el que se encuentra esta ciudad portuaria al norte de Islandia es más bien inhóspito. Pero esto también tiene su encanto y, por ello, muchos cruceros pasan por el fiordo Eyjafjörður, que se adentra en la isla, y al final del cual se encuentra Akureyri (en islandés: Akureyrarkaupstaður).

Lo que salta a la vista de los pasajeros desde el barco es el centro de cultura y arte de la ciudad: tiene la forma de un tambor redondo, y su exterior está revestido con granito local, llamado „Studlaberg“.

La cubierta de la fachada parece haber sido colocada por gigantes.

La cubierta de la fachada parece haber sido colocada por gigantes.

Y también las altas ventanas contribuyen a crear esa imagen. Si bien se han diseñado para favorecer la entrada de luz natural en el interior.

Y también las altas ventanas contribuyen a crear esa imagen. Si bien se han diseñado para favorecer la entrada de luz natural en el interior.

Los arquitectos eligieron el tambor como símbolo del la reunión de los ciudadanos. Akureyri cuenta con unos 17.000 habitantes.

El interior del edificio alberga una sala de conciertos con unas 600 plazas y diversos espacios funcionales. Actualmente se encuentra aquí también el centro de información turística.

El interior del tambor es muy llamativo: ...

El interior del tambor es muy llamativo: …

... la calle que lleva del centro al puerto parece partir del edificio ya que algunas de las paredes están recubiertas con madera, como si fueran caminos.

… la calle que lleva del centro al puerto parece partir del edificio ya que algunas de las paredes están recubiertas con madera, como si fueran caminos. Los incisiones en la parte exterior de la fachada recogen el trazado de la calle y lo conducen hacia el interior.

En el lado que da al mar se encuentran un café y un restaurante con unas 120 plazas distribuidas en dos pisos, lo que permite el acceso de los clientes también fuera del horario de eventos. El restaurante ofrece unas fantásticas vistas al fiordo y se puede abrir una terraza en verano.

La planificación corrió a cargo del equipo danés de arquitectos Arkitema. El centro de arte de Akureyri forma parte de un grupo de 3 proyectos de este tipo, que el ministerio de cultura de la isla ha planeado en colaboración con las autoridades locales.

Centro Cultural de la ciudad de Akureyri

Arkitema Architects

Centro Cultural de la ciudad de Akureyri.(15.04.2014)